platos

Llega el momento de celebrar la Navidad y, si hay una protagonista en tu casa, esa es la mesa. Pero una mesa no es nada sin su vajilla, los platos y cubiertos que la coronarán. La decoración que hagas aparte de la vajilla también será muy importante.
El blanco será el principal protagonista en la vajilla de estas noches y almuerzos en familia. Y, a este color, le acompañarán platos como el cordero, el asado o el pescado. ¿Ya tienes todas tus recetas dispuestas para su elaboración?

Son muchos los detalles que marcan la diferencia en una mesa navideña. ¿Ya tienes planteado cómo va a ser la tuya? Vamos a darte algunas ideas que harán de la presentación de tu mesa una auténtica maravilla. 

1.  Toque especial en tus servilletas. Sustituye el servilletero que tengas por un adorno en forma, por ejemplo, de abeto que rodee a las servilletas sobre el plato.

¿Cuántas veces hemos pensado qué vajilla presentar en una cena o en un almuerzo? Queremos que nuestros invitados degusten los platos que hemos preparado en los platos y vasos más originales posibles y que, a la vez, sean tradicionales.

Para sorprender a todos, la mejor opción es personalizar nuestra vajilla de porcelana. ¡Aquí tenemos algunas ideas muy recomendables!

Tanto la cerámica como la porcelana están hechas de arcilla, arena y otros materiales naturales relacionados. Además, se utilizan con frecuencia para hacer la solución requerida al momento de añadirles color. 


En los dos es necesario que se sometan a altas temperaturas al momento de su elaboración, de ahí que se lleven a un tipo de horno diseñado con tales fines. El tiempo que se lleve la elaboración de cerámicas o porcelanas dependerá en gran medida de los materiales que se empleen para crearlas.

Siempre hemos oído decir que la vajilla navideña es ideal para presentar pastas y dulces de todo tipo. Pero, no son las únicas combinaciones que le van bien a este tipo de alimentos. La primavera, como todos sabemos, trae los colores más atrevidos del año y, además, aporta la vitalidad y la alegría que muchas veces falta en nuestra mesa.


Por eso, para una gran merienda hace falta una gran mesa decorada con la mejor porcelana. Pero, ¿cuál es la adecuada para acompañar galletas y dulces? 

Páginas