¿Están de moda las vajillas pintadas a mano?

Ediciones limitadas, platos exclusivos y con colores, acabados, texturas, remates e iniciales que solo disfrutarán tus comensales. La vajilla pintada a mano es una especie de lienzo, un cuadro moderno… La delicada cerámica hecha a mano y personalizada es el último detalle de exquisitez. ¿Preparados? Todos a la mesa, que comienza el festín.

Igual que sucede en la moda, hoy en día el repertorio de menaje está en constante cambio temporada tras temporada. ¿Lo último? La cerámica con sello propio, de ediciones limitadas, productos exclusivos y con colores, acabados, texturas, remates e iniciales que solo tus comensales disfrutarán.

¿Sabes dónde vas a poder encontrar este toque de originalidad y buen gusto? En nuestras elaboraciones y pinturas. ¿Te gustaría tener unos platos de diseño?